Tiempo de trabajo y conciliación. Ha llegado ya el momento

TEXTO: Asamblea Popular de Aluche 15M

Después de estos años de movilizaciones, asambleas y debate político, uno de los consensos del 15M es el de regular el tiempo de trabajo, teniendo en cuenta la conciliación, el trabajo de cuidados y nuestra relación con el medio ambiente. Desde los inicios del 15M, ya en las primeras asambleas, fue uno de los puntos consensuados y además perfectamente establecidos en las actas.

Grupos como Economía Sol han desarrollado argumentos sobre la reducción de la jornada laboral, no solo para la sostenibilidad de la economía, sino también de la sociedad. Todo esto siempre desde la perspectiva de género, haciendo hincapié en el trabajo de cuidados y la deuda que existe con las mujeres.

Aunque estas reflexiones tal vez habría que tenerlas en cuenta en un contexto más global, es el momento de que en nuestro país haya un cambio que nos adapte a la realidad. Si vemos los programas de los partidos políticos (PSOE, C’s, Podemos, IU…), todos llevan medidas para la conciliación de la vida familiar, excepto los de la “caverna”.  Si es verdad, como dicen, que son las fuerzas del cambio, no les costará mucho regular y establecer normas que realmente permitan la conciliación y la reducción del tiempo de trabajo. Todo debería empezar cambiando la legislación laboral e incluyendo medidas para la conciliación, reducción de la jornada y reconociendo el trabajo de cuidados.

Las personas que tienen un trabajo deben cumplir con jornadas laborales que se alargan, se extienden en horas extra ilegales, aumentando la precariedad, imposibilitando la conciliación, causando problemas de salud y en las que las mujeres vuelven a ser víctimas de esta situación. Es incomprensible que en un país donde el desempleo es una emergencia social y la precariedad laboral un problema de salud pública, nadie dé prioridad a este asunto,  que es primordial para acabar con las desigualdades y el desempleo.

No se puede entender que mientras unas personas en sus trabajos hacen jornadas interminables otras estén desempleadas. Tampoco puede usarse este argumento para repartir la miseria. Lo que se debería entender es que este sistema beneficia a unos pocos y que no se puede aprobar esta medida en una sola dirección, sino que en paralelo hay que  tomar  decisiones como la de perseguir el fraude fiscal y la especulación.

El sistema actual es insostenible, mantiene los privilegios de unos pocos y es totalmente patriarcal. La mayoría sufre las consecuencias que agravan los proyectos vitales de las personas e impide una vida digna. Si no hay valentía política para modificarlo, no habrá cambio, y con el tiempo nuestro entorno nos llevará a una situación mucho más crítica.

 

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,