Ofensiva municipal contra los movimientos sociales

Foto: CSOA La Osa Morada

CSOA LA OSA MORADA

En la tarde del día 15 de junio, un compañero del colectivo Tango Patio fue multado por la Policía Municipal por hacer su actividad de baile en la plaza del Dos de Mayo, aunque cuando llegaron ya habían terminado.

Hace un par de semanas, al colectivo de Okupa Swing también los municipales los molestaron porque bailaban en Olavide.

El Ayuntamiento concedió la licencia de derribo a la inmobiliaria Inmoglaciar para tirar abajo La Morada y construir pisos de lujo, veintidós días después del allanamiento de morada cometido por la inmobiliaria, con el apoyo de la Policía y la detención ilegal de treinta y dos personas.

Hace varios días la alcaldesa de Madrid anunció que iba a regalar un edificio municipal de 1.200 metros cuadrados abandonado desde hace mas de diez años a la embajada de México. El edificio había sido solicitado por vecinos y vecinas de Chamberí, así como por el Patio Maravillas, para tener un centro social donde realizar actividades culturales y sociales gratuitas.

Recientemente, el Ayuntamiento está solicitando licencias de actividad a diversos centros sociales autogestionados en un claro acoso al desarrollo comunitario.

El Ayuntamiento ha comunicado al ESOA La Dragona que tienen que abandonar el edificio municipal a la entrada del cementerio de la Almudena después de años llenándolo de vida.

También hace varios días el Ayuntamiento ha comunicado al solar Antonio Grilo que se tienen que ir porque van a ceder el solar a la Comunidad de Madrid, para la supuesta construcción de un centro de salud. ¿No existen otros edificios públicos donde albergarlo? ¿Es necesario seguir añadiendo ladrillo a esta ciudad? ¿Podemos permitirnos renunciar al único espacio verde de Malasaña?

Parece que a nuestra institución municipal democrática, participatíva y progresista, a la que muchos integrantes de los movimientos sociales votaron hace un año, le molesta que sigamos existiendo.

Les molestan los movimientos sociales, autogestionarios y horizontales.

Les molestan los que quieren bailar en las plazas, que hemos pagado entre todas y todos (¡los ruidos de las terrazas donde pagas, ésos no molestan!).

Molestan quienes quieren hacer barrio y empoderar al vecindario. Molestan quienes quieren luchar, crear y construir poder popular.

 

Ocupación y desalojo de LA OSA MORADA en un edificio abandonado EN CHAMBERI

Un centenar de personas vinculadas a los movimientos sociales, y en especial con el antiguo centro social La Morada, han ocupado en la tarde del 1 de julio un edificio en la calle Covarrubias 34 de Madrid. El edificio llevaba abandonado cerca de cuatro años, y los activistas lo han querido recuperar para crear un centro social donde los vecinos del barrio pudieran realizar actividades culturales. La ocupación ha durado poco, ya que la Policía Nacional ha desalojado a las personas que lo han ocupado apenas cuatro horas después de su entrada en el edificio.

 

Be Sociable, Share!