Leyes europeas para poder estafar

elroto@inicia.es

Asamblea 15M de Aluche

Algunos bancos han enviado cartas (con un año de retraso) informando de la Directiva 2014/59 de la Unión Europea, que entró en vigor el 1/1/2016. En ésta se establecen los mecanismos a aplicar por las autoridades en caso de que “una entidad de crédito o empresa de servicios de inversión no sea capaz de cumplir con sus obligaciones”, que no pueda pagar los intereses ni devolver a los clientes su dinero, como hemos visto que han hecho aquí.

Avisan de que “si usted es titular de valores emitidos por una entidad de crédito y/o una empresa de servicios de inversión (….) debe tener en cuenta que sus valores no están garantizados y están sometidos al régimen de resolución”, que la “resolución sobre sus valores variará en función de la posición acreedora en la jerarquía de la resolución”, lo que viene a decir que (en caso de crisis o pérdidas) unos clientes tendrán ventaja sobre otros para recuperar el dinero que se pueda, y que “la resolución podría suponer pérdida total” del dinero confiado a aquellas, “convertirlo en acciones ordinarias” por el valor que ellos digan, en “otros instrumentos que absorban pérdidas, la supresión del pago de intereses, modificación del plazo de vencimiento, etcétera.”

Resumiendo: que ya es legal que una entidad financiera en dificultades deje de cumplir los contratos que firma, que intente salvarse reteniendo el dinero de los clientes y convertirlo sin el consentimiento de éstos en acciones sin valor. Ya lo han hecho antes, pero ahora es ley. Aunque la reforma del Código Penal de 1995 reconoce a la estafa piramidal como delito, esta normativa, que es de rango superior, lo ningunea y convierte en legal el “corralito”. Ya estamos avisados.

La banca nunca ha tenido compasión de las personas en dificultades, al contrario, y ha estafado impunemente siempre (preferentes, bonos convertibles, deuda subordinada, cláusulas suelo, créditos multidivisas…), pero ahora tiene permiso legal para atracar a la sociedad. Con los antecedentes que conocemos, da miedo pensar lo que la élite financiera vaya a hacer ahora, e indigna lo narcotizada que está la sociedad, que permite que los representantes políticos y judiciales sigan siendo cómplices de estos abusos.

 

Comparte!