La revolución será radiada (sí o sí)

Ágora Sol Radio sigue creciendo como emisora y espacio de participación 5 años después del 15M

Asamblea de Ágora Sol Radio

Hace cinco años, muchas personas nos encontramos por primera vez en las calles y sentimos que estábamos viviendo un momento extraordinario. Y lo era porque, en una ciudad en la que todos los días nos cruzamos con cientos de personas a las que ignoramos, de repente nos vimos, nos miramos y nos escuchamos. Como si algo aparentemente innato en nosotras hubiera estado dormido durante toda nuestra vida. Ese simple gesto, reconocernos en la otra, supuso para muchas un cambio de paradigma. Supuso una revolución interior. Y no nos quedamos ahí.

Ágora Sol Radio nació de la voluntad de muchas personas que querían contar aquello que estábamos viviendo, usando todas las voces posibles y a través de internet. Sabíamos que los medios de comunicación estaban ignorando un movimiento social anómalo y pacífico que se había hecho presente en las plazas. No solo queríamos participar de la efervescencia de la propia “ciudad Sol” que se había construido, en la que se convivía y conversaba. Tambíén existía una responsabilidad colectiva: ayudar a que la narración de aquella experiencia fuera plural y que esas expresiones, demandas, ideas y deseos quedaran registrados.

La acampada en Sol se diluyó en los barrios de Madrid, y Ágora Sol Radio hizo lo propio, iniciando un camino que la ha mantenido siempre cercana a las iniciativas sociales, no solo de Madrid sino de todo el Estado, generando un discurso propio que ahora nace de las personas que siguen haciéndola crecer, pero sin perder de vista su origen y manteniendo su carácter horizontal, autogestionado y asambleario.

Parece que al cumplir los cinco años se hace obligatorio un balance de lo que el 15M ha conseguido. Siempre son demandas de una sociedad y de unos medios que no están dispuestos a cambiar los objetivos de unas respuestas simples. Se busca el titular, sin pensar en los procesos y en los cuidados, en la manera distinta de hacer las cosas. Se espeta a las y los quincemayistas como si tuvieran la solución. Se sigue aceptando como legítimo un sistema injusto que aplasta al que se sale de la norma. Y la frustración que esa situación produce, en lugar de volcarla combatiendo el sistema, se suele echar contra quienes lo señalan: manifestantes, huelguistas…

Como medio de comunicación se cuestionará nuestra capacidad de incidencia en la sociedad, buscando cifras: número de programas emitidos, oyentes en directo, descargas de podcast… Pero nosotras no necesitamos esos elementos de medición para tomar el pulso a la emisora. No se trata de contar cuánta gente escucha un medio como Ágora Sol Radio, cosa que nos preguntan con mucha frecuencia. Lo verdaderamente relevante es cuánta gente hace Ágora Sol Radio. Cuánta gente construye la información, el relato colectivo de lo que vivimos y que muchas personas ni se interesan por él, ni se atreverían a contarlo. La construcción colectiva de la información, abierta y desde abajo, es lo que nos diferencia de las radios comerciales. Vamos más allá de las cifras; la creación de redes humanas no se puede simplificar en un número y, aunque así fuera, ¿quién determina el éxito o el fracaso de la cifra? No queremos que nos engullan las imposiciones que otro tipo de medios miden a diario. Queremos cambiar esa forma de entender el éxito de un proyecto, un proceso, un movimiento.

En una sociedad en la que la competitividad es la punta de lanza de todo un sistema monstruoso, en Ágora Sol Radio elegimos otro modelo, uno en el que nuestras voces y las de las personas que invitamos son escuchadas sin que necesitemos ingresos ni de publicidad ni de subvenciones. Uno en el que priman las relaciones entre nosotras a las ansias personalistas de otros espacios comunicativos. Uno en el que la generosidad, la colaboración y la escucha son los elementos fundamentales para trabajar. Uno en el que aprendemos y enseñamos porque hemos convertido esta emisora también en una especie de escuela de radio.

Creamos comunidades que se nutren de lo que hacemos y de las que nos enriquecemos gracias a que comparten con nosotras sus experiencias. El rédito es el crecimiento personal y colectivo. Y, aunque hay un objetivo claro que está vinculado con ofrecer una informacion diferente, no nos olvidamos de divertirnos en el proceso.

Ágora Sol Radio: emisora libre, autogestionada, feminista, asamblearia, anticapitalista, ecologista, antimilitarista y descolonizada.

 

Comparte!