La lucha por el abono social sigue

Madrid en transporte público

Cinco meses después de iniciarse la expedición de un abono social para desempleados de larga duración, Madrid en Transporte Público (plataforma ciudadana compuesta por colectivos sociales, sindicales, vecinales, ecologistas, políticos y personas a título individual) denuncia la irrelevancia de la medida, que considera electoralista y falsa.

En un escrito dirigido al CRTM y a la Consejería de Transporte de la Comunidad constatan el fracaso de una medida que actualmente beneficia, durante seis meses como máximo, a unas 600 personas, todas ellas acogidas al Programa Activación para el Empleo, cuando en el momento de su puesta en marcha, en noviembre de 2015, había 395.400 desempleados de larga duración, según los datos del SEPE (Servicio Estatal Público de Empleo).

MTP hace hincapié en que la crisis ha provocado un empobrecimiento general de los sectores populares, llegando las cifras de paro a afectar a una cuarta parte de la población activa de la región, y que los nuevos empleos generados son en su mayoría precarios y con salarios de miseria, que no permiten a los trabajadores llegar a fin de mes ni pagarse las abusivas tarifas del transporte público, que han aumentado de forma espectacular en los últimos años.

Madrid en Transporte Público denuncia también los sucesivos recortes realizados, que han deteriorado de forma notoria las condiciones de trabajo y la calidad de los servicios prestados, provocando incomodidades y mayores esperas a los viajeros al disminuirse las frecuencias de paso. Un panorama que supone peores servicios a mayor precio y que desincentiva el uso del transporte público en favor del automóvil, aumentando con ello la congestión y la contaminación atmosférica y acústica a niveles que incumplen la ley y provocan serios problemas de salud a la población. No hay que olvidar tampoco que el automóvil es una de las principales causas del cambio climático.

Por todo ello, Madrid en Transporte Público ha realizado el 15 de abril una concentración frente al Consorcio Regional de Transporte, una de las acciones enmarcadas en la campaña “Contra los recortes, por un abono social y una ciudad limpia” presentada el pasado 9 de marzo para exigir que se garantice el derecho a la movilidad en un sistema de transporte limpio, accesible y de calidad, concretado en:

— Un abono social que garantice la movilidad en la región a todas las personas, independientemente de su situación económica o laboral y particularmente para el colectivo de desempleados de larga duración que ya no reciben prestación.

— La mejora de la calidad del transporte público, revirtiendo los recortes producidos en los últimos años y apostando decididamente por el mismo.

— Una planificación que ponga en el centro cubrir las necesidades de movilidad de la población, reduciendo los impactos ambientales que el transporte motorizado provoca, apostando por los modos no motorizados y transfiriendo viajes del automóvil al transporte público en el camino hacia una ciudad sostenible, democrática, justa, segura y limpia.

Be Sociable, Share!