¡Golpe de Estado del PP, la banca y las eléctricas contra el derecho a la vivienda! ¡Todas a la calle!


Lramisa

El Gobierno en funciones del Partido Popular ha pedido la suspensión al Tribunal Constitucional de los artículos que hacen referencia a la materia de vivienda de la Ley 24/2015 contra la emergencia habitacional y la pobreza energética. El PP ha escrito así una nueva página negra en la historia de los derechos fundamentales en España. Estamos hablando de un auténtico golpe de Estado contra el derecho a la vivienda con una única explicación posible: la razón de ser del Partido Popular y sus Gobiernos es asegurar, en todo momento, el blindaje de los privilegios de unos pocos, en este caso de la banca y las suministradoras, violando sin ningún tipo de remordimiento y de forma sistemática los derechos humanos. Estamos hablando de un auténtico secuestro de la democracia orquestado por la mafia financiera y el oligopolio eléctrico que hay que denunciar sin ambages y que nos sitúa en un escenario de ataque indiscriminado a la ciudadanía y a todos los intentos de cambiar las leyes criminales que permiten la vulneración diaria de los derechos humanos en nuestras casas.

La última ofensiva contra la Ley 24/2015 indigna, pero no sorprende, puesto que la legislatura de Rajoy ha estado marcada por ataques continuos a la población: el rescate bancario de 100.000 millones de euros sin ninguna contrapartida social, mientras la ciudadanía sufría desahucios y constantes recortes en la educación y la sanidad pública, ha sido el tono permanente de un partido que siempre ha gobernado para los culpables de la burbuja inmobiliaria. Todas son medidas que retratan a la perfección un Gobierno criminal que, mientras era imputado por incontables casos de corrupción, se convertía en corresponsable de más de medio millón de familias desahuciadas de sus hogares.

Afirmar únicamente que el PP no ha hecho nada ante los desahucios sería incluso generoso: lo que han hecho en materia de derecho a la vivienda —aparte de promocionar la burbuja inmobiliaria y crediticia hasta que explotó— es atacar hasta tumbar todas y cada una de las propuestas que se han hecho para acabar con la emergencia habitacional, como cuando bloquearon la ILP hipotecaria de la PAH en el Congreso en 2013, que recogió un apoyo multitudinario de la población y de toda la sociedad con más de 1,5 millones de firmas. Pero no solo ha bloqueado las iniciativas, sino que el PP impuso mediante mayoría absoluta la conocida Ley Mordaza para, precisamente, perseguir la desobediencia civil de colectivos como la PAH: un instrumento que ha sido clave para defender a las familias de los desahucios y los cortes de agua, luz y gas en ausencia de legislaciones valientes que garantizaran el derecho a la vivienda en todo el Estado.

La escandalosa actitud dictatorial del PP no tiene freno, y se ha reflejado en la suspensión de leyes autonómicas que han dado pasos importantes para acabar con la emergencia: el Decreto Ley 6/2013 de Andalucía sobre la función social de la vivienda, la Ley Foral 24/2013 de Navarra de medidas urgentes para garantizar el derecho a la vivienda, la Ley 3/2015 de vivienda del País Vasco y la Ley 2/2014 canaria de vivienda. Leyes que fueron aprobadas democráticamente en los Parlamentos de cada autonomía y defendidas por una masiva mayoría social que quería acabar con la locura de vivir en un país con más de 150 desahucios al día.

Ahora la diana del PP ha apuntado y disparado contra la Ley 24/2015, que impulsamos desde la calle mediante una ILP de vivienda, aprobada por unanimidad en el Parlamento de Catalunya el pasado julio y que cuenta con un apoyo social absoluto. Esta ofensiva no es un ataque improvisado: tiene la clara intención de borrar del mapa una ley que funciona, que ha cambiado las cosas, que ya es un referente en derecho a la vivienda y que ha inspirado a otras Comunidades Autónomas a legislar en el mismo sentido, como en el País Valencià o las Islas Baleares. El PP tiene que velar por los intereses de la banca y las suministradoras y, por lo tanto, no puede permitir que estas leyes existan y se repliquen.

Es indiscutible que el PP continúa apostando por la vivienda como un objeto de especulación y negocio y no como un derecho, en el que la función social de la vivienda tendría que estar en el centro. Apuesta abiertamente porque España sea el Estado de la Unión Europea donde más se desahucia, con más vivienda vacía y con el parque público más pequeño. Y “trabaja duramente” para que centenares de miles de familias sufran sed, frío y oscuridad.

El golpe de Estado del PP nos trae a un escenario de calle, a un escenario de conflicto. El mensaje es que no permitirá que las cosas cambien y que tratará de impedirlo. El mensaje es de guerra abierta y, por lo tanto, la conclusión es obvia: para poder garantizar el derecho a la vivienda y tantos otros derechos, para poder hacer políticas públicas que respondan al interés general y a la protección de la ciudadanía, hay que neutralizar al PP ¡Ellos tumban nuestras conquistas: ¡nosotros tenemos que tumbar al PP!

Estamos preparadas para presionar al PP hasta que no puedan más y asegurarnos de que no vuelvan a gobernar. Durante los siete años de lucha de la PAH, hemos conseguido lo imposible: hemos roto el aislamiento de miles de familias, nos hemos organizado y hemos salido a la calle a cambiar las leyes.La Ley 24/2015 representa mucho más que el derecho a la vivienda. Es una demostración incontestable que, ante Gobiernos de turno, al dictado de las mafias, la ciudadanía es quien ha sido capaz de ser protagonista en las políticas en favor de la mayoría y de los derechos fundamentales. Mediante la participación y la movilización hemos conseguido hacer prevalecer la verdadera democracia. Y con esta convicción seguiremos movilizándonos para recuperar todos los derechos que el PP hoy trata de arrebatarnos, seguros de que conquistaremos muchos más.

Acabamos exigiendo al nuevo Gobierno que salga de las elecciones generales del 26J que retire el recurso contra los artículos impugnados, tal y como se ha hecho en otras ocasiones y de acuerdo con el compromiso que todos los partidos excepto el PP adoptaron públicamente el pasado 20 de abril. Por último advertimos de que no pararemos hasta que los derechos que recoge la Ley 24/2015 se legislen y se cumplan en todo el Estado, un objetivo por el que nacimos y que todas las PAHs están exigiendo a sus Parlamentos.

En los próximos días informaremos de los próximos pasos que haremos para responder a este gravísimo atentado contra el derecho a la vivienda.

¡Hay que exigir con más fuerza que nunca la retirada del recurso! ¡Todas a la calle!

¡El derecho a la vivienda vencerá a la mafia financiera!

— Grupo Promotor de la ILP Habitatge.
— Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).
— Alianza Contra la Pobreza Energética (APE).
— Observatori DESC.

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,