23 de febrero de 2017: ‘el golpe del Estado’

elroto@inicia.es

Mónica Hidalgo Sánchez

Recordamos hoy que hace 36 años del intento de golpe de Estado orquestado por Tejero y promovido por fuerzas y personas que aún desconocemos, porque no se han desclasificado los documentos, y que posiblemente nunca podremos conocer (aunque todos tengamos nuestras sospechas).

En virtud de la madurez y convivencia democrática ejemplar de este Estado, durante el día de hoy asistimos indignados a varios acontecimientos que demuestran que 40 años de dictadura no han terminado, que la “injusticia” es lo único que es igual para los de abajo; que las Leyes Mordaza se crearon solo para hacer callar al pueblo y tenerle amedrentado con multas, prisión y miedo a levantar una mínima voz de protesta.

“Nos mean, y dicen que llueve”, hemos gritado por todos los territorios, pero lo peor es que seguimos sufriendo las políticas de recortes, de impuestos, de empleo de precario, de violación de derechos humanos, y nos encontramos tan paralizados que no somos capaces ni siquiera de rechistar, y ya no digo de salir juntos a las calles y luchar contra tanta corrupción, tanto despotismo y tanta injusticia.

Leyendo los resúmenes de prensa, no puedo quedarme callada aunque mida mis palabras por miedo a ser juzgada y apresada por “Enaltecimiento del Terrorismo”, que ahora está muy de moda cada vez que acabas una palabra en “ETA”, aunque sea para contar que “viajando en bicicleta me pongo moreneta” (https://goo.gl/BLDB7Y, https://goo.gl/1llyUJ), y esta afirmación no es mía, ya que hay artículos y estudios de organizaciones nacionales como Jueces para la Democracia e internacionales como Amnistía Internacional que denuncian que actualmente hay más juicios y condenas por este delito que en los años en que la banda terrorista estaba activa (https://goo.gl/sMXBen ).

Ayer un rapero fue condenado a tres años de prisión por unas letras que según la sentencia se convierten en delito por “Injurias a la Corona” (http://bit.ly/2l3ntig), y casi en el mismo momento era sustituido el fiscal de Murcia (https://goo.gl/rYJZmQ) que investigaba la posible corrupción del presidente de la región del Partido Popular y que estaba molestando mucho al partido del Gobierno. ¿Coincidencias? Parece que no, que cuando la Justicia se pone la venda y lucha contra la corrupción del partido del “desgobierno”, les es muy fácil eliminar la molestia cambiándola de sitio, incluso se han denunciado presiones y hostigamientos a varios fiscales con la mirada hacia otro lado del ministro de Justicia (https://goo.gl/FcbM9o).

Hoy somos testigos de la resolución judicial sobre las medidas cautelares del cuñado del Rey en la espera de una sentencia firme (http://nubr.co/dZE6DH), después de que la hermana del Rey hace unos días saliera impune porque sus argumentos de esposa confiada hayan sido considerados como válidos por el mismo juzgado de Palma de Mallorca (http://nubr.co/mGtkZb). A favor estoy de que la falta de libertad como medida preventiva tiene que ser siempre la excepción, pero claro, no olvido cómo fue el trato a Títeres desde Abajo hace ahora un año (https://goo.gl/sclxGX), y estas diferencias de trato me inclinan a pensar que en este Estado ser familiar de es importante para tener mejor trato ante la Justicia y tener cierta vinculación política te condena directamente. Se llama “Código Penal del Enemigo”, y está claro que para este Gobierno el enemigo es el pueblo que lucha y exige sus derechos. No hace falta más que conocer otros juicios que hoy se desarrollan (https://goo.gl/aI63yn // https://goo.gl/WFNmev ) contra dos sindicalistas, o activistas de las Marchas de la Dignidad (http://bit.ly/2mbJXTs) o a profesores por luchar por una educación pública, gratuita y de calidad, que han sido juzgados hace unos días (http://bit.ly/2mbRxNT). Clara demostración de la independencia judicial en este Estado.

Tenemos a mujeres en huelga de hambre en la Puerta de Sol de Madrid exigiendo un pacto de Estado frente a la violencia de género (https://goo.gl/7e8BKj), sin que ningún representante político mueva un dedo o al menos se acerque a preguntar por la salud de la compañera ingresada por este acción. Hemos comenzado 2017 con el mayor número de asesinatos de mujeres por violencia machista desde que se tienen registros. Llevamos más víctimas por terrorismo machista que por ETA en los últimos años, y nadie mueve un dedo mientras nos matan en este… ¿Estado democrático? Cuando las políticas de los diferentes partidos se basan en principios heteropatriarcales y misóginos (https://goo.gl/BxyGDZ, https://goo.gl/SGkhM0 ), cuando no se construyen sociedades igualitarias fomentadas también desde las instituciones a todos los niveles (educación en igualdad, medidas sociales y protección para las víctimas, etc.), éste es el resultado: mujeres asesinadas, jóvenes violadas, niñas sexualizadas y aumento de las situaciones violentas ejercidas por hombres atacando a mujeres por el simple hecho de serlo.

Y mientras somos testigos de esta retroceso en derechos y libertades (muchas gracias al Sr. Fernandez y secuaces por sus Leyes Mordaza, que nos están acercando cada día a un Estado totalitario que ni George Orwell llegó a imaginar), seguimos escuchando a muchos políticos en el día de hoy que vivimos en una democracia madura, donde la Constitución ampara a todos y protege nuestros derechos fundamentales, al mismo tiempo que leemos cómo mandos policiales instan a sus subordinados a utilizar su máxima brutalidad (https://goo.gl/4QUzC2), pero tranquilos, que son los Cuerpos de Seguridad del Estado, creados para protegernos, aunque no tengamos forma de protegernos de ellos sin llevarnos una multa por falta de respeto a la autoridad o un cargo penal por desobediencia.

Pero esta destrucción del Estado de Derecho y de la democracia, este ataque permanente a los derechos humanos, no solo está presente en nuestra “Españistán”. El creciente movimiento de ultraderecha por toda Europa (http://bit.ly/2mgBHhH) es alentado por las políticas neoliberales y capitalistas que se han apoderado de la soberanía popular (http://bit.ly/2kQB6pK), que nos llevan a un oscuro destino como humanidad y nos condenan a todos.

Hoy como ayer, y por desgracia como mañana, seguimos sufriendo un golpe, pero un golpe del Estado contra la ciudadanía, pues hoy es más delito cantar o escribir que robar dinero público, hoy escuchamos dirigentes hablando de pensiones ridículas sin el mayor pudor, hoy como ayer una mujer sufre acoso y violencia por serlo, hoy como ayer los ricos se libran y los pobres no tienen ni el derecho a llorar. Hoy no hace 36 años de un fallido golpe de Estado: hoy se “celebra” que llevamos 36 años sufriendo un golpe del Estado contra todos, y o tomamos conciencia de ello y volvemos juntos a las calles y plazas y seguimos ahí hasta que dimitan y se vayan, o seguiremos viviendo en un golpe del Estado permanente hacia nosotros.

 

Comparte!