Por un ferrocarril de cercanías público y de calidad

Foto: JAVIER UCEDA

Javier Uceda Garcillán y 22 personas más que lo suscriben

Como vecinos de un pueblo de la Sierra Oeste de Madrid, que tiene estación dentro de una línea de Cercanías Renfe de la Comunidad, queremos hacer pública nuestra queja por el deterioro progresivo del servicio público de ferrocarril, en particular en nuestra línea C-8 que une Cercedilla con Madrid.

Especialmente en los últimos años, han aumentado alarmantemente el número de averías, retrasos y supresiones de servicios que afectan a las horas puntas de los días laborables. Son cada vez más frecuentes las mañanas en las que, quienes usamos el tren para desplazarnos en dirección a Madrid, sufrimos estas incidencias y llegamos tarde a nuestras responsabilidades. También sufrimos estas molestias en los regresos a nuestra localidad, a mediodía o por las tardes.

Sin embargo, a medida que vemos cómo las incidencias crecen, pagamos más por nuestro servicio, pues las tarifas de transporte (salvo honrosas excepciones, como la del abono joven) han seguido aumentando incluso en tiempos de crisis.

Cuando los trabajadores del ferrocarril se han puesto en huelga, hemos sido solidari@s con sus reivindicaciones, que son comunes a las de otros sectores públicos castigados por los recortes de inversión (servicios sociales, sanidad, educación, etc.) y están dentro de la precarización que se ha generalizado en el mercado laboral.

A menudo escribimos quejas por escrito o Internet, algunas veces varias por semana, o incluso en un mismo día, de las que no recibimos respuesta o en su caso, llegan tarde y sin solución de mejora, y pensamos que esta vía de reclamación no es suficiente.

Sentimos preocupación porque este deterioro en la prestación de un servicio, que es esencial para mantener vivos los pueblos de la Sierra y que resulta más ecológico que el transporte privado, pueda ser la antesala de la privatización total del ferrocarril de Cercanías, o de la reducción de líneas, horarios o paradas en parte de las líneas. Más bien creemos que la solución pasaría por solucionar los conflictos laborales por la negociación, e invertir en mantenimiento, personal e infraestructura que mejoren un servicio que pagamos a través de las tarifas y de nuestros impuestos. Por ejemplo, además de subsanar las deficiencias que causan estas incidencias, invertir en otras mejoras como la dotación de personal en las estaciones donde ha sido suprimido desde hace años, o en el aumento de la accesibilidad en todos los trenes y estaciones de Cercanías.

Por eso nos dirigimos a la empresa responsable y a las instituciones regionales competentes para que sea escuchada nuestra queja y tenidas en cuenta nuestras propuestas.

Porque queremos un ferrocarril público y pueblos vivos.

Firmantes: Javier Uceda Garcillán, Ester Alonso Velasco, José Manuel Mompart, Arantxa Pinto Velasco, Oscar Mompart Pinto, Mario Catalán Madurga, Gillian Gomez Mediavilla, Nathalie Clauver, Germán Barba Cuenca, Clara Isabel Hernández Cobreros, Amaya de la Riva Morillo, Liberata Abad Pagés, Sergio Vide Carboni, Alicia Ranea Sierra, Juan Carlos Vico Sánchez, Rocío Ruiz Villanueva, Juan Luis Pajares Sánchez, Ana Domingo Cabrera, Maria José Pérez Martínez, Jaime Otero García, María Alonso Rodríguez, Ana Isabel Aguirre Rodríguez de Guzmán, Alberto Martín Vega

 

Campaña firmas en change.org:
https://www.change.org/p/comunicacionweb-adif-es-renfe-stopretrasos

 

Comparte!