Piden tres años de cárcel a Patricia por participar en una sentada pacífica contra un desahucio

Patricia y su abogado, Eric Sanz de Bremond, de Legal Sol, atienden a la prensa a la salida del juicio. FOTO: Nines del Río

 MANIFIESTO PATRICIA ABSOLUCIÓN

El 10 de marzo a las 12.00h. en los juzgados de lo Penal (C/Julián Camarillo, 11). Patricia se enfrentó a una pena de 3 años de prisión y 8.900 de multa, acusada injustamente de atentado contra la autoridad y lesiones a un policía.

¿Qué pasó?

Patricia acudió a una convocatoria pacífica de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Hortaleza: Azucena, su madre y sus tres hijos menores iban a ser desahuciados de un piso de la EMV. Estuvo, como todas las personas que acudieron, sentada en el portal hasta que los policías las sacaron una a una. El desahucio se ejecutó y algunos de los presentes, entre ellos Patricia, fueron identificados. Diez horas más tarde fue detenida en su domicilio acusada de atentado contra la autoridad y lesiones a uno de los agentes presentes en el desahucio. Permaneció 20 horas encerrada en los calabozos* Además de no proporcionarle todo el material médico que necesitaba para su diabetes, le mintieron, jugando con su entereza, diciéndole que nadie había ido a interesarse por ella, cuando desde el principio habían acudido a comisaría tanto amigos como el abogado del 15M de Hortaleza.

¿Agresión y lesiones?

¿Por qué motivo Patricia no fue detenida en el momento de los supuestos hechos? Resulta increíble pensar que alguien pueda agredir y lesionar a un policía y no ser detenido allí mismo.

En su declaración, el policía dijo que el dolor fue inmediato y que tuvo que dejar de actuar. Entonces, ¿cómo es posible que el policía siguiera sacando personas después de Patricia como demuestran las imágenes tomadas durante el desahucio?

¿Hay pruebas?

La única prueba que presentan en su contra es la palabra del agente y sus compañeros. Pero ni la prensa (estaban presentes varios fotógrafos y cadenas de televisión extranjeras) ni ningún testigo presencial apoyan la versión policial. Lo que sí demuestran las imágenes es que el policía siguió en acción después de que Patricia hubiera sido desplazada. Entonces, ¿por qué la detención? ¿Porqué este juicio? Patricia, a día de hoy, lleva 4 años de sufrimiento y angustia por una perversa estrategia que convierte su pacífico compromiso solidario en un juicio por agresión y atentado contra la autoridad y por lesiones.

Las detenciones como castigo a la movilización, la desproporción de las multas y las inconcebibles peticiones de pena tienen un único objetivo: paralizar y criminalizar la movilización social Hoy hablamos de Patricia pero ya hemos oído hablar de muchas personas, con nombres propios, que han sufrido multas, juicios, riesgos de cárcel y privación de libertad por participar en acciones pacíficas y solidarias. Nos puede pasar a ti, a mí, a nuestros amigos, a nuestros familiares. Por eso seguiremos diciendo con nuestras acciones pacíficas Sí a la solidaridad y NO a la injusticia. Por eso seguiremos difundiendo casos como este, apoyando con toda nuestra solidaridad a Patricia, a su familia y amigos, especialmente en momentos tan injustos y difíciles como este.

Por eso gritaremos sin miedo hasta que se nos escuche, hasta acabar con esta injusticia.

PATRICIA ABSOLUCIÓN ¡Stop represión!.

ULTIMAS NOTICIAS: Juicio visto para sentencia

Al cierre de esta edición, el 10 de marzo, se celebraba el juicio de Patricia. La vista comenzaba a las 13:00, extendiéndose durante unas dos horas y media y quedando visto para sentencia. Mientras, en el exterior, alrededor de un centenar de personas se concentraba para acompañar y apoyar a la compañera en este desagradable trance.

 

 

Comunicado de Patricia*

Por fin llegó el momento de la verdad. Después de 4 años y 3 meses esperando. Un sentimiento mezclado de alivio y preocupación me inunda ahora. Hace poco me enteré de que la Justicia ha dado la razón a la familia por la que yo me planté en un portal aquel 18 de noviembre

—me alegro mucho, Azucena. La Justicia a veces funciona, esperemos que también lo haga conmigo—.

Todo este tiempo pasado dio para mucho. Terminé mis estudios, me mudé de ciudad y conseguí un trabajo que me gusta. Ahora todo lo construido pende de un hilo. Quieren hacerme pagar por dejar en evidencia este sistema ruin que poco le importan las personas y mucho la rueda de la economía, que siga rodando a pesar de todo. Después de 4 años de castigo, que duelen más que cualquier porrazo, ahora quieren robarme mi libertad, mi presente, mi futuro. No les importa destrozar vidas, inventar cada día juicios esperpénticos, absurdos, basados en mentiras que nadie con dos dedos de frente creería. Cada nuevo día las noticias se superan poniendo a prueba nuestro aguante ante tanta injusticia. Y a cada nueva injusticia me pregunto: ¿qué mas tiene que pasar para que todas digamos basta? La pasividad de la mayoría puede llegar a hacerte perder la esperanza, pero os veo a todas las que me apoyáis, a los que seguís apoyándome aún tras 4 largos años, y esa esperanza no se apaga. El valor del apoyo solidario frente a esta nueva forma de represión rastrera, que actúa silenciosa y continuadamente durante años en la vida de una persona en forma de criminalización, es nuestra mejor arma, nuestro mejor escudo para las que somos atacadas. No debemos perderla.

Quiero decir que, pase lo que pase el día 10, no me arrepiento y nunca me arrepentiré de haberme presentado en aquel portal ese día a parar una barbarie. Me sentaré ante el juez con la cabeza bien alta, defendiendo el sentido común frente a la sinrazón de despojar a una familia entera de su hogar, de su refugio; una necesidad básica a la que todo ser humano tiene derecho y que no entiende de juegos monetarios.

Por último, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a los que estuvieron apoyándome desde el principio, a los que se fueron uniendo después; a todos quiero dar las gracias de corazón. Sin vosotras no hubiera aguantado, y nunca lo olvidaré. Gracias.

Patri.

 

* Patricia: acusada de atentado a la autoridad y lesiones graves a una agente desde 2011, tras acudir a un stopdesahucios en su barrio. Se enfrenta, después de más de 4 años a la espera de juicio, a una pena de prisión de 3 años y 8.900€ de responsabilidad civil.

 

MÁS INFORMACIÓN:

Adhesiones: patriciaabsolucion@gmail.com

€ Cuenta de apoyo: 3025 0006 27 14332

Facebook: Solidaridad con Patricia

Twitter: @Patri Absolución

Web: http://solidariosenapuros.wordpress.com/

Fanzine: https://issuu.com/rantifuso/docs/comic

 

Comparte!