Manifiesto para el ‘des-file’ de las Fuerzas Des-armadas

Foto: Madrid15M

Lisístrata y Mujeres por la Paz

Comunicado leído en la Puerta del Sol el 12 de octubre:

¡Buen día a todo el mundo!

Hoy, fiesta nacional, nuestro Gobierno decide celebrarlo exhibiendo las armas más sofisticadas y capaces de sembrar destrucción y muerte.

Sin embargo nosotras estamos aquí para poner nuestra energía al servicio de la construcción de un mundo más justo y equilibrado. Deseamos un planeta en paz, pero no creemos en la paz levantada sobre cadáveres y escombros. Nos negamos a usar armas y a financiarlas. Queremos que el bienestar de las personas dependa de la razón, del diálogo, de la solidaridad y de la participación igualitaria en la resolución de los conflictos sociales sin utilizar la violencia.

La gran mayoría de autoridades políticas se apoyan en la fuerza de la industria militar y de los Ejércitos para conseguir un puesto en las alturas de la pirámide del poder, en cuya base tantas y tantas personas vivimos oprimidas y asfixiadas a causa de la falta de recursos para llevar una vida digna.

Miles de soldados mueren en las guerras. Sin embargo, actualmente el número de víctimas civiles por acciones de los Ejércitos supera en un 80% al de militares. En su gran mayoría son mujeres y niños, de modo que el futuro de estas poblaciones es imposible.

Muchas familias encabezadas por mujeres con abundante población infantil huyen continuamente intentando refugiarse en países vecinos. Condenamos el trato que reciben mujeres y niñas y los sufrimientos y abusos que les toca soportar.

Desde este lugar tan representativo de la soberanía popular manifestamos con energía la petición de que nuestros representantes desarrollen una política de defensa y seguridad basada en el diálogo, la igualdad, la diplomacia y la solidaridad con el objetivo de atender las necesidades de todas las personas.

Exigimos:

— El cumplimiento de los compromisos con la ONU en cuanto a control de armamento y desarme, especialmente de la resolución 1325, Mujeres, Paz y Seguridad, que da protagonismo a las mujeres antes, durante y después de los conflictos armados, para la construcción de sociedades justas y solidarias.

— Que nuestros representantes reduzcan los gastos militares, incrementando, así, los sociales.

— Salir del club militarista de la OTAN e incluirnos en los procesos pacifistas junto a otros países no beligerantes. La salida de nuestro territorio de todos los efectivos militares extranjeros, incluyendo sus bases.

— Que todas las tropas que tenemos en catorce países, participando en guerras contra enemigas que no nos amenazan, vuelvan. Queremos que esos 2.000 efectivos militares se dediquen a tareas mucho más necesarias para la sociedad.

Nos manifestamos como Fuerzas Des-armadas capaces de defendernos y ofrecernos seguridad mutua sin usar la violencia. Porque la población no necesita violencia, sufrimiento ni hambre: sabemos vivir.

Nuestras armas son la palabra, la igualdad, la noviolencia, el diálogo respetuoso, el saludo cordial, el apoyo mutuo, el trabajo solidario dirigido al bien común de la sociedad. Exigimos a nuestros representantes que fomenten estos valores.

¡Éstas son nuestras armas!

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,