‘La desigual educación’. Nuevo informe del Observatorio de las Desigualdades de la Sierra Norte de Madrid

Sierra Norte 15M

El pasado 16 de junio, en el Centro Comarcal de Humanidades Cardenal Gonzaga de La Cabrera (Madrid), se presentó un nuevo informe del Observatorio de las Desigualdades de la Sierra Norte de Madrid. Tras el informe dedicado al mercado laboral, titulado Bajan las cifras del paro. Aumentan las desigualdades, y a la vivienda, Derecho a una vivienda digna, esta vez hemos querido poner el foco en la situación actual de la educación pública.

Desde diciembre de 2016, un grupo de trabajo colaborativo integrado por madres, padres, profesorado y miembros del 15M de la Sierra Norte se ha estado reuniendo mensualmente para analizar cuál es la situación actual de la educación pública a nivel local, autonómico y estatal.

No partíamos de cero, ya que en el año 2012 la comisión de educación de la asamblea 15M de la Sierra Norte realizó un dossier en el que señalaba, con datos y cifras, las consecuencias de los recortes realizados en los centros públicos educativos de la Sierra Norte.

Partiendo del dossier mencionado, el grupo de trabajo se planteó desde el principio investigar y conocer qué ha cambiado o no desde el año 2012 hasta hoy a través de la consulta de fuentes diversas y la realización de cuestionarios a varios centros de la zona, ampliando el foco a otros parámetros no contemplados entonces.

El informe La desigual educación se estructura en torno a cuatro ejes:

— Las condiciones estructurales. En éste se analiza la situación de los centros y cómo han influido los recortes, tanto a nivel humano (plantillas de profesorado) como a nivel de infraestructuras (instalaciones, mantenimiento, etcétera).

— Los costes ocultos de la educación. Libros de texto, material escolar, comedor, transporte, actividades complementarias y extraescolares conforman los “costes ocultos” de una educación obligatoria que se supone que es “gratuita” y “compensadora de desigualdades sociales y económicas”, pero que en realidad se convierte en discriminatoria para aquellas familias que no pueden afrontar esos gastos.

— La participación democrática en los centros. Éste es uno de los pilares del buen funcionamiento y de la calidad educativa de los centros y que se erige como garante de los derechos de la ciudadanía. La actual LOMCE impide una participación real del conjunto de la comunidad educativa: profesorado, alumnado y, por supuesto, las familias.

— Las pruebas externas y las reválidas, clasificaciones y rankings. Analizamos la tendencia que simplifica la evaluación educativa a la medición del rendimiento docente y estudiantil y la producción de clasificaciones o rankings. El auge de este modelo neoliberal, tecnocrático y conservador, centrado en pruebas estandarizadas, ha sido importado acríticamente desde Estados Unidos y diversos países europeos. Además se habla de los costes económicos que supone su realización y de los que se benefician empresas privadas. La Comunidad de Madrid es un claro ejemplo de todo ello.

Hemos podido constatar una vez más que la educación se está convirtiendo en un elemento más de desigualdad entre la población. En suma: los recortes en la financiación de la educación pública siguen produciéndose y, como consecuencia, se están elevando los costes para las familias, mientras las ayudas y subvenciones a la enseñanza privada no dejan de aumentar. Los recortes presupuestarios en la Comunidad de Madrid afectan sobre todo a la atención a la diversidad, a la educación de adultos y las becas y ayudas que reciben las familias (libros y material escolar, comedor y transporte). Las plantillas de profesorado no se recuperan, y las condiciones estructurales de los centros se deterioran cada vez más. La pérdida de derechos a la participación de las familias, el profesorado y el alumnado se ha acentuado. La realización de pruebas y reválidas en las diferentes etapas educativas tiene una clara intención de convertir la educación en una competición entre centros y, de cara al alumnado, en una carrera de obstáculos que segrega y excluye.

Todo ello lo propician las políticas neoliberales implementadas por los Gobiernos estatal y autonómico a través de las leyes y decretos que aplican esas políticas. El ejemplo más claro es la actual LOMCE, una ley retrógrada en todos sus aspectos y que habría que derogar.

En un cuadernillo aparte mostramos quince experiencias de innovación educativa que se realizan en centros públicos de la zona. Muestran que “otra escuela pública es posible” avanzando en la consecución de una educación pública inclusiva, integradora, compensadora de desigualdades, laica y gestionada democráticamente, una escuela pública de todas y todos para todas y todos. Gracias a todos ellos.

 

NOTA: Estamos dispuestos a participar en cualquier evento educativo que se organice en torno a la situación actual de la educación si se considera interesante nuestra aportación.

 

Información:

 Informe La desigual educación: http://bit.ly/2vakN7Z

 Anexo I del informe: http://bit.ly/2sNIJxn

 Experiencias innovadoras. Otra escuela pública es posible: http://bit.ly/2sOf86S

 Anexo de experiencias innovadoras: http://bit.ly/2ugtph8

 Presentación en power point: http://bit.ly/2tG3PAo

 Contacto: sierranorte.15m@openmailbox.org

 

 

Be Sociable, Share!