Encierro en una sucursal del Banco Santander para parar los desahucios de tres familias

FOTO: 15M Carabanchel

Asamblea Popular 15M Carabanchel

La mañana del 16 de marzo teníamos prevista una acción en una de las sucursales centrales del Banco Santander. Con el hashtag #PahVsSantander queríamos visibilizar e impedir el desahucio, la semana siguiente, de dos compañeras de Vallecas y una de Carabanchel.

Además, queríamos destacar que el Banco Santander no ha propuesto una forma de mediación con el movimiento de vivienda. Se ha negado a reconocernos como interlocutor válido y a escuchar los casos de las familias a las que quiere dejar en la calle. Después de una semana en la que nos centramos en el arranque de las mesas de recogida de firmas para la ILP de vivienda, el día 16, sin embargo, volvíamos a nuestro medio natural: varias decenas de “comPAHñeras” y “comPAHñeros” nos encerrábamos en el Santander. No nos intimidó ni la fuerte presencia policial (llamaron inmediatamente a los agentes de la UIP) ni la actitud despectiva del poderoso banco. Tampoco nos amedrentó que los policías nos identificaran: a nuestra determinación de permanecer encerradas y encerrados hasta que se diera una solución solo podían contestar garantizándonos la paralización de los desahucios más urgentes.

Por el momento seguimos sin mediadores con esta entidad, sabemos que nos queda mucho por luchar y por hacer y que tendremos que volver, pero el día 16 dimos un pequeño paso hacia delante, un paso fundamental para tres familias que saben ya que las semanas que vienen no se quedarán en la calle. Así conquistamos derechos los y las de abajo: organizándonos, luchando y desobedeciendo.

¡La lucha sirve! ¡La lucha sigue!

 

Comparte!