El banco expropiado se queda

LA CANICA

Los bancos buscan robarnos casi todo nuestro mundo: el salario, la casa y, muchas veces, el sueño y los sueños. Hace más de un año decidimos dar la vuelta a ese expolio y restituir algo de lo robado a la comunidad. Y elegimos uno de los bancos que más vecinas ha estafado y expulsado del barrio, que más ha robado al común y que peores prácticas ha promovido: “Si Bankia es nuestra, sus sucursales también”.

Nació el Banco Expropiado La Canica, el único banco del barrio que no roba a la gente.

En esta atípica sucursal se reúnen ahora la PAH, Lavapiés ¿Dónde Vas?, la Central de Abastecimiento de La Canica, grupos y cooperativas de consumo, la red de compras colectivas, la RSEB, el grupo de autodefensa feminista, Sección Invertida, la Oficina de Ocupación, la Muestra de Cine de Lavapiés, la Oficina Precaria o la Asamblea del Barrio, entre otras. Este pequeño trozo de ese gran banco ya no expulsa, ni estafa, ni echa a la gente de sus casas.

No hay otro mundo que éste que nos quieren robar, pero sí otra forma de vivir en él. Creemos en otra forma de hacer economía, en relaciones de intercambio basadas en el feminismo, en la no mercantilización de los productos y servicios. Queremos habitar un barrio tejido de redes vecinales, insertas en nuestra ciudad, ésa que unos pocos quieren vender y convertir en un gran mercado, con hoteles y decorados para disfrute de consumidores y turistas.

Pero lo que ahora es del barrio puede volver a ser de Bankia: desde el 18 de octubre nos amenaza un desalojo cautelar por orden del Juzgado de Instrucción y un juicio por ocupación el 10 de enero. Todo ello por la presión de Bankia. Los mismos que tanto nos robaron quieren cerrar esta sucursal y todo lo que alberga para poder seguir vendiendo el barrio sin nuestra oposición. Pero no lo vamos a permitir.

Hace ya tiempo que sabemos que a los bancos no hay que desearles mal, hay que hacérselo. Que al Estado no hay que votarle, hay que botarle. Contra el sistema capitalista, expropiación masiva popular y autogestión. Ni dios, ni amo, ni marido ni partido. La Canica no se toca, el Banco Expropiado se queda en Lavapiés.

 

Comparte!
Etiquetas: ,