Demandas

Miles de personas se manifestaron en Madrid bajo el grito de “Abrid fronteras. Queremos acoger” FOTO: Madrid15m

Caravana Frontera sur

Ante las políticas económicas, comerciales, medioambientales y migratorias basadas en la explotación, que condenan a millones de personas a la pobreza económica y la desesperación, exigimos que se reformen las políticas exteriores y de vecindad de la UE para contribuir realmente a un desarrollo político y económico sostenible en los países de origen y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Exigimos el fin del comercio armamentístico y decimos no a la guerra y a las intervenciones militares.

Denunciamos la violencia sexual que sufren las mujeres y las niñas en los conflictos y afirmamos que no son daños colaterales de las guerras, sino crímenes de guerra que ponen en evidencia el crucial papel del patriarcado en la militarización de la sociedad y en los conflictos armados.

Demandamos vías legales y seguras para las personas de todas las edades en el tránsito, y exigimos que se garanticen sus derechos en los países de acogida, evitando la explotación, los abusos, la violencia, la trata y el tráfico de personas.

Exigimos que se respeten las disposiciones del derecho internacional, en particular el Convenio de Ginebra relativo a las personas refugiadas, del que Marruecos y España son firmantes.

Exigimos la suspensión de la firma y aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los derechos humanos, y denunciamos la externalización de nuestras fronteras.

Demandamos el cese de la instrumentalización de la “Lucha contra la trata de seres humanos” para realizar operaciones represivas contra quienes migran.

Demandamos que se permita en la práctica el acceso a las oficinas de asilo en las fronteras de Ceuta y Melilla, sin discriminación alguna. Para ello es necesario que las autoridades marroquíes dejen de bloquear el paso o extorsionar a las personas que se dirigen a las oficinas, procedentes del África subsahariana, Siria, Palestina y el Sáhara o de cualquier otra región del mundo.

Exigimos que se respete el principio de no devolución de las personas y el cese de todo acto de violencia física y moral contra las personas en situación de movilidad transnacional en las fronteras de Ceuta y Melilla.

Exigimos que se respeten las disposiciones legales estatales y comunitarias que impiden las devoluciones “en caliente” sumarias y colectivas.

Exigimos que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla dejen de ser en la práctica fronteras intraestatales, y que cese la discriminación sobre las personas que solicitan asilo en esas ciudades y que sistemáticamente ven dificultado su traslado a la Península.

Exigimos que se establezcan políticas de acogida dignas y efectivas, así como que se acabe con los obstáculos en la tramitación en el procedimiento de asilo, desarrollando reglamentariamente la Ley de Asilo.

Exigimos que se garantice la acogida de mujeres en condiciones de igualdad.

Exigimos que se garantice el derecho de las mujeres a formular una solicitud de asilo independiente de sus parejas y a tener un estatuto jurídico independiente del de sus cónyuges.

Exigimos que se garantice el acceso a los procedimientos de asilo sin discriminación a las personas LGTBI.

Exigimos que se atiendan las necesidades específicas de salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y personas LGTBI, incluido el aborto, así como que se garantice la atención a las mujeres y niñas que han sufrido o corren el riesgo de sufrir abusos, violencia, mutilación genital femenina o matrimonios forzados.

Exigimos que se clausuren los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), en lo que es una demanda compartida por cientos de organismos y entidades de toda Europa.

Exigimos que los y las MENAS [Menores Extranjeros No Acompañados] de Ceuta y Melilla sean reubicados en las distintas comunidades autónomas del Estado, para garantizar sus derechos y atención, evitando la violencia y abandono que en muchos casos sufren. Y que se garantice con la máxima celeridad la documentación pertinente al cumplir la mayoría de edad y se invierta en políticas sociales para asegurar el pleno acceso a todos sus derechos.

Exigimos que se tomen medidas para garantizar los derechos y la dignidad de las trabajadoras y trabajadores transfronterizos, las porteadoras, en Ceuta y Melilla.

 

Comparte!