Carnaval Amemos a la Madre Tierra en Lavapiés

Arte y alegría en rebeldía para recuperar nuestros cuerpos y territorio

Plaza de los pueblos.

Comenzando 2016, las compas de la Asociación Cultural Brasileira Maloka propusieron a la Plaza de los Pueblos organizar conjuntamente un pasacalle de carnaval dedicado a la Madre Tierra. Desde su inicio, en la Plaza consideramos que la relación de las personas y la naturaleza es un tema fundamental en el que se expresa la diversidad cultural de nuestros pueblos, así como las contradicciones y violencias del sistema capitalista en diferentes territorios.

Por eso hemos acogido la propuesta con muchas ganas, porque creemos que un carnaval popular nos da la posibilidad de expresar a través del arte, la cultura y la alegría la necesidad de preservar la naturaleza como nuestro espacio común, nuestra casa viva, la Pachamama…

La respuesta nos ha llenado de energía e ilusión, y se han sumado grupos muy diversos que trabajan temas distintos y sienten las ganas de salir a la calle a compartir esta fi esta con el barrio de Lavapiés.

Así, el domingo 7 de febrero la cita fue en Maloka. Empezamos con danzas de Guerreros de Luz y salimos en pasacalle con el Bloco Malokeir@s na Folia, Son y Armonía, Stereo Samba, Payasol, Paraguay Resiste Madrid, la Huerta de las Oprimidas, el Mimo Lalo, Clownicos, Marea Azul Agua Pública, la Asociación Cultural Brasileira Maloka, la Plaza de los Pueblos 15M Madrid, el Teatro Denuncia de No Somos Delito, la Campaña No al TTIP, el Colectivo Pablo Neruda Mapuche, Amigos de la Tierra Distrito Centro, Teatro Ubuntu, entre otros grupos.

La reina del carnaval ha sido la Madre Tierra, una mujer indígena vestida con flores, plantas y banderas wiphala, espíritu que nutre nuestro mundo.

Hemos elegido como lemas “Amemos a la Madre Tierra” y “Nuestro territorio, cuerpo y tierra no se vende, se recupera y se defiende”, entendiendo territorio no como propiedad excluyente, sino como vida que se comparte y se cuida. Un territorio como espacio, yaciente como la tierra o andante como el cuerpo, pero siempre vivos, cambiantes. Cuerpo y tierra demarcados, reprimidos, cotizados, ofrecidos, explotados, colonizados, desplazados, ocupados por una cultura patriarcal, capitalista y expansionista, que consiguen unir la lluvia, la tierra, la semilla, el viento, el color, la risa, las manos, la danza, para recuperarse en el encuentro con otros cuerpos y territorios, para mezclarse, para recrearse, resistir y así ser y producir cambios.

En el camino hay ofrendas a los elementos, semillas para quienes quieran plantarlas, chirigotas y canciones tuneadas (“Dale a tu cuerpo alegría, Pachamama…”), danzas afrobrasileñas, andinas y con las batucadas… y si Monsanto, el TTIP o el TPP se intentan colar, imponer su presencia, negarnos el derecho a decidir, que son muy de eso, ahí estamos los elementos de la naturaleza, payasas y Ecoclown para impedirlo. Jugamos con el balón gigante de Marea Azul para recordar que el agua es un bien común a defender, un derecho básico para todas las personas, que no puede ser objeto de negocios.

Nuestro Carnaval Rebelde fue desde el local de Maloka en la calle Salitre hasta la plaza de Lavapiés, subiendo por Olivar hasta la plaza de Tirso de Molina, volviendo hacia la entrada del Teatro Nacional para subir por Argumosa hasta la pileta y luego volver hacia Salitre por Doctor Puga. Disfrutamos a tope esta fi esta, conociéndonos más entre algunos colectivos y encontrando más puntos en común para seguir avanzando.

Y el 13 de febrero, a las 15:00, en el Maloka, calle Salitre 36, junto con la Plataforma de Solidaridad con Chiapas organizamos el taller sobre los cinco principios zapatistas. ¡Todas las personas están invitadas!

Si quieres tener más información sobre estas actividades y sobre la Plaza de los Pueblos, búscanos en tomalaplaza.net, en Facebook, Twitter o escríbenos a plazadelospueblos@gmail.com

 

Be Sociable, Share!