A la memoria de Manuel

Asamblea 15M Sierra Norte

Se nos ha ido Manuel, nuestro Manuel. Un hombre bueno, de mirada limpia, transparente, honesta. Se ha marchado de forma callada, discreta, sin hacer ruido, sin querer hacernos daño. Ha sido bondadoso hasta ese extremo, ocultándonos hasta el final su dolor. Sonrisa amable, afecto entrañable. En la más dura de las marchas, de las manifestaciones, de las muchas y diversas acciones de protesta y denuncia, siempre tenía un gesto amistoso, una palabra afectuosa. Duro también en el combate y el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, no admitía dobleces, no entendía de medias tintas. Era franco, directo, siempre por derecho. Le iba en ello la vida, el cara a cara era la razón de su existencia.

Solía decir que la palabra no era lo suyo, que él eran sus manos y sus proyectos. Era arte puro organizando el espacio. Llegar a cualquier lugar y ya saber dónde ubicar el escenario, la barra, las pancartas, los altavoces, los micrófonos… Qué alivio para los demás saber que estamos en buenas manos. Probablemente no volveremos a ver una persona con tanta habilidad en ellas. ¿Artista? ¿Artesano? Qué más da. Artífice como pocos, sus dedos manejaban con igual destreza el hierro, la arcilla, la acuarela, el spray, la cinta, la tela, el lienzo, el grabado. Nada se le resistía. Daba gusto verle trabajar en su taller, que en muchas ocasiones era la calle. En sus últimos días, aún compartía ideas con sus amigos de siempre. Él eran sus botijos gigantes, sus enormes pancartas, la grandiosidad de sus ideas expresadas de forma plástica en enormes dimensiones. Siempre con dos objetivos en sus últimos años: denunciar la injusticia y reivindicar la solidaridad entre los más desfavorecidos. Por eso era también rumboso hasta decir basta. Nunca dejaba pagar, en una admirable forma de decirnos: “mientras esté con vosotros no os faltará de nada”. Así era el alma de la intendencia del 15M de la Sierra Norte, Manuel López Romero.

Intentaremos honrar tu memoria, compañero, acurrucando a Consuelo, que es la que más ha perdido con tu marcha. A lo largo de estos años hemos ganado un amigo, al tiempo que un referente. Gracias por habernos permitido compartir contigo este tiempo de combate. Sin duda, sin ti el batallar hubiera sido más arduo y cansado. Pero de norte a sur y de este a oeste, la lucha sigue. Esperamos no defraudarte y poder construir el mundo más justo por el que tú tanto peleaste. Ha sido un placer tenerte como camarada, eres todo un ejemplo.

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,