18D Día Mundial: de las Personas Migrantes

Espacio Común 15M

El 4 de diciembre del 2000, la Asamblea General de Naciones Unidas, ante el aumento de los flujos migratorios en el mundo, proclamó el Día Internacional del Migrante. La resolución decía lo siguiente:

“La Asamblea General, tomando nota de la decisión 2000/288 del Consejo Económico y Social, de 28 de julio de 2000, considerando que la Declaración Universal de Derechos Humanos proclama que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y que toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en ella, sin distinción de ningún tipo, en particular de raza, color u origen nacional, teniendo en cuenta el número elevado y cada vez mayor de migrantes que existe en el mundo, alentada por el creciente interés de la comunidad internacional en proteger efectiva y plenamente los derechos humanos de todos los migrantes, y destacando la necesidad de seguir tratando de asegurar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los migrantes:

1. decide proclamar el 18 de diciembre Día Internacional del Migrante.

2. Invita a los Estados miembros, así como a las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, a que, para conmemorar el Día Internacional del Migrante, entre otras cosas, difundan información sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes, intercambien experiencias y formulen medidas para protegerlos.

3. Pide al secretario general que señale la presente resolución a la atención de todos los Gobiernos y organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales apropiadas.”

18 de Diciembre

Ya sabemos por experiencia que son las personas sencillas las que luchan por las libertades, por la dignidad, por los derechos, mucho antes de que se redacten esas resoluciones oficiales. Son personas que en su vida cotidiana realizan acciones de solidaridad porque se sienten unidas a los demás, en los momentos de necesidad y en los momentos de dar. Estas acciones consiguen que la dignidad humana siga siendo lo que mueve el mundo, lo que da calor y color a la vida, y no esperan a que sean las instituciones las que proclamen la necesidad de salvaguardar los derechos humanos y de la Tierra.

El 18D, por cuarta vez, grupos de todo el mundo que habitualmente trabajan con personas migrantes o están formados por ellas se unen en solidaridad con las personas migrantes.

Las políticas europeas en materia de inmigración son causantes de explotación y muerte. Y frente a ello se reivindica el derecho de toda persona a emigrar, y el derecho a no tener que emigrar. Apelamos al compromiso de toda la gente en la lucha contra las causas del hambre, la miseria y las guerras, y al compromiso de trabajar contra la injusticia que suponen las fronteras en el mundo actual.

La solidaridad, el sentirse unido al otro, es una actitud que pone al ser humano como valor y preocupación central, que afirma la igualdad y reconoce la diversidad personal y cultural, que asume la libertad de ideas y creencias y repudia la violencia y la imposición porque reconoce la intención y la libertad en otros. Es comprometerse a generar nuevas realidades de forma no violenta contra la discriminación y la violencia.

Declamación de los derechos humanos y maquiavelismo

Hay que diferenciar entre la declamación de los derechos humanos y su efectivo respeto. En materia de declaraciones de intenciones, declamaciones, documentos y otros actos de carácter puramente formal, Occidente ciertamente lleva la delantera y además es cada vez mayor la brecha entre lo dicho y lo hecho.

La buena gente no confunde la prosperidad de Occidente con el respeto a los derechos humanos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su congreso de Roma de 1996, se propuso reducir a la mitad el número de hambrientos en el mundo hacia el año 2025. Se sabe desde hace tiempo que el mundo dispone de suficientes recursos tecnológicos y materiales para acabar con el hambre en el mundo. Pero se sabe también que si esto no se realiza es porque falta la voluntad política de implementarlo.

Se forman comisiones de estudio, se celebran convenios, se expresa preocupación, se escriben libros y demás para acallar la conciencia, distraer a los sinceros militantes y apaciguar a la opinión pública, siempre para que luego nada cambie aunque se tenga el poder y los medios para hacerlo. Recordemos que “la mala fe y el maquiavelismo” son conceptos occidentales.

La promoción y defensa de los derechos humanos por parte de los poderes occidentales consiste en promover el “libre” mercado para lucrarse, en promover la democracia formal para instalar y manipular a los que lo impidan, en promover la pluralidad religiosa para instalar su propia fe en el dinero y en promover la libertad de opinión e información para propagandear lo anterior a través de los medios de difusión.

El respeto a los derechos humanos no se basa en la superioridad de recursos materiales ni intelectuales, pues son solo recursos, que pueden ser aplicados tanto hacia la humanización como a la deshumanización. ¿Qué orienta el quehacer humano en un sentido de opresión o de libertad, de sufrimiento o de felicidad?

Todas las culturas han modificado sus propias costumbres y visiones como resultado de la interacción de unas con otras. Occidente no es una excepción y debe mucho a otras culturas. Así, parte de lo que hoy en día Occidente sostiene en materia de derechos humanos lo ha elaborado también gracias a su contacto con otras culturas. La humanización del mundo es algo que va desarrollando la humanidad como conjunto y no por acción de una cierta cultura sobre el resto.

Derecho de toda persona a emigrar

Proponemos que todas las organizaciones que lo deseen promuevan que éste sea un día de acción en favor de las personas migrantes. Demos la voz de manera especial a la realidad de la comunidad musulmana, que está sufriendo la sospecha de vinculación con grupos extremistas y con el terrorismo yihadista. Estos prejuicios están llevando al poder a partidos de extrema derecha en toda Europa y están siendo la excusa perfecta para que los Gobiernos cierren aún más las fronteras, endurezcan los códigos penales y aumenten el grado de vigilancia de las poblaciones. Reivindiquemos la solidaridad con nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo musulmán.

“El progreso humano nunca se habría dado sin personas que cruzaron todo tipo de fronteras a lo largo de la historia. Migración significa decir ‘sí’ a la vida. Migrar es unir y comunicar costumbres, conocimientos, culturas y religiones. Migrar es imprescindible para avanzar hacia una cultura real del encuentro. Reivindicamos el derecho de toda persona a emigrar.” 

 

Puedes leer el manifiesto internacional completo aquí: www.18dsolidarity.wordpresscom

Be Sociable, Share!